/opiniones/lo-sexy-y-lo-bello-dos-categorias-de-terrenos-ajenos-up/

Opiniones

Lo sexy y lo bello: dos categorías de terrenos ajenos

Descubre la diferencias del valor de lo bello y de lo sexy en este San Valentín.

por Óscar Sakaguchi

test 111

En estas fechas amorosas en que los halagos vuelan como hojas de otoño, vale la pena hacer una precisión entre lo que distingue a lo bello de lo sexy. No sea que se equivoquen al usar estos términos en sus cartas de amor y sus pretensiones se malentiendan. 

El valor de lo bello y el valor de lo sexy

En el campo de la filosofía, existe una rama conocida como la axiología. Ésta se centra en el estudio de los valores, su naturaleza y los efectos que generan en los seres humanos. Estudia, por ejemplo, el valor de la justicia y la honestidad, pero también puede estudiar otros valores como el de la belleza. 

Según la axiología, cuando volteamos la mirada al Pico de Orizaba, por poner un ejemplo, decimos que es un paisaje bello pues guarda en sí el valor de la belleza. Cuando vemos los ojos miel de nuestro crush, de igual forma quedamos extasiados dado que también participan del valor de lo bello. En última instancia, podemos decir que este valor se encarga de complacer nuestros sentidos y nuestro espíritu por la armonía y perfección que provoca. 

Ahora bien, ¿lo sexy también se podría catalogar como un valor? El término “sexy” es reciente (se estima que surgió por los años veinte). Por lo mismo, muchos autores no lo toman como un valor, aunque haciendo un “análisis exprés”, podríamos concluir que sí lo es. 

La RAE recogió esta palabra en 1985 y la definió como el adjetivo de aquello “que tiene atractivo físico y sexual”. Bajo esta definición, es posible afirmar que el ritual de apareamiento de un pavo real es sexy, pues provoca el mismo tipo de atracción. El macho extiende el espectacular abanico de plumas que posee en su parte dorsal y, con base en este movimiento, la hembra decide si se siente atraída o no por él. Si la cola del macho es sexy, la hembra cederá. Si no, quizá lo mande a la friendzone

Lo sexy, entonces, sí funciona como un valor pues engloba todo aquello que cause atracción física y funcione para el cortejo de alguien más. Podríamos afirmar, por ejemplo, que el cuerpo fornido de un hombre o el maquillaje espléndido de una dama participan del valor de lo sexy en tanto resultan atractivos. Incluso la labia audaz de algún intrépido o alguna intrépida ingeniosa podría participar dentro de este valor si es que atrae. 

¿Se nace bello y sexy o se hace?

Esta pregunta hay que tratarla con pinzas pues no es tan fácil de responder. En el caso de lo bello, se puede nacer bello pero también puede convertirse en algo bello. Hay bebés que son bellos desde el día de su nacimiento. Hay otros que no fueron muy agraciados, pero que, con los años, y con un arreglito facial por aquí y otro por allá, se hicieron bellos de grandes. 

Con lo sexy no es así de simple. En principio, lo sexy no nace, sino que se hace. Al buscar generar una atracción, debe haber una intención de por medio para que lo sexy exista. Un bebé, por ejemplo, no resulta atractivo, pero un hombre que ha trabajado su cuerpo y le ha puesto especial esmero a su outfit, sí. Claro, para que el hombre hiciera todo ello, primero debió tener la intención de generar atracción. 

Ahora bien, también es cierto que debemos considerar dos puntos clave. El primero de ellos es el contexto cultural. No siempre los mismos actos van a resultar sexys. Dependen del lugar, la cultura y el tiempo en el que nos situemos. En la Edad Media, enseñar los tobillos era muy sexy; hoy, sólo es señal de que hace calor. Lo mismo pasa con enseñar los hombros. A la fecha, hay lugares en donde está prohibido y hay otros en donde es perfectamente normal y no genera ningún tipo de atracción. 

El segundo punto que considerar es la percepción subjetiva de los demás. Puede que nosotros hagamos algo sin ánimos de generar atracción y, aun así, ese algo le resulte sexy a un tercero. Regresando al ejemplo del hombre que trabajó su cuerpo y eligió bien su outfit, quizá esté sujeto sólo hizo estas cosas para sentirse bien consigo mismo, pero su buena presentación y sus atributos físicos al final fueron catalogados como sexys pues le causaron atracción a alguien más. 

¿A ustedes qué les resulta sexy?

Para este 14 de febrero o para este mes de San Valentín, los regalos perfectos están en Coppel.com, puedes encontrar una gran variedad de productos, desde perfumería, joyería, artículos de moda o los más virales de TikTok.

Encuentra el regalo perfecto

@oscarsakaguchi

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida


Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO

  • 1- 6 Alimentos para prevenir el cáncer

    VER ARTÍCULO
  • 2- Los mejores trucos para ejercitar la creatividad

    VER ARTÍCULO
  • 3- Por tu salud mental: Ponle un límite a las redes sociales

    VER ARTÍCULO
  • 4- Escribir a mano: Conoce los beneficios para el aprendizaje 

    VER ARTÍCULO
  • 5- Música para los niños: ¿Cómo ayuda a la inteligencia emocional?

    VER ARTÍCULO