/experiencias/el-arte-de-la-clasificacion-de-vinos-un-estudio-del-mundo-vitivinicola-flcn/

Experiencias

El arte de la clasificación de vinos: Un estudio del mundo vitivinícola

Descubre el arte de la clasificación de vinos con esta guía del mundo vitivinícola.

por Eduardo Díaz de León

test 111

Descubriendo el arte detrás de la clasificación de vinos

Descubrir el arte detrás de la clasificación de vinos es una experiencia fascinante que combina conocimientos técnicos y apreciación sensorial. 

Aprender de vinos es un viaje continuo de descubrimiento y aprecio. A medida que profundices en estos aspectos, desarrollarás una comprensión más rica del arte detrás de la clasificación de vinos.

Estos son los primeros pasos para sumergirte en este hermoso mundo:

  • Aprender sobre las regiones vinícolas: Familiarízate con las principales regiones vinícolas del mundo y sus características distintivas. Cada región tiene su propio terroir, que influye en el sabor y la calidad del vino.
  • Entender las variedades de uva: Conoce las variedades de uva y sus perfiles de sabor. Diferentes uvas aportan notas únicas, desde la fruta fresca hasta los sabores más complejos y terrosos.
  • Explorar la terminología: Aprende la terminología utilizada en la degustación de vinos, como “cuerpo”, “bouquet” y “taninos”. Entender estos términos te ayudará a describir y apreciar mejor los vinos.
  • Participar en catas de vinos: Asiste a catas de vinos para desarrollar tus habilidades de degustación y aprender de expertos. Las catas te permiten explorar diferentes estilos y perfiles de sabor.
  • Investigar sobre clasificaciones oficiales: Algunas regiones vinícolas tienen sistemas oficiales de clasificación que indican la calidad de los viñedos y vinos. Investiga sobre estas clasificaciones para comprender mejor la jerarquía y el prestigio.
  • Mantener un diario de degustación: Lleva un diario de degustación donde registres tus impresiones sobre los vinos que pruebas. Esto te ayudará a desarrollar tu paladar y a recordar tus preferencias.
  • Explorar diferentes añadas: Experimenta con vinos de diferentes añadas. Las condiciones climáticas de cada año pueden afectar significativamente la calidad y el sabor del vino.
  • Conectar con productores locales: Conecta con productores locales para obtener perspectivas más profundas sobre sus procesos y filosofías de vinificación. Las visitas a bodegas pueden ofrecer una experiencia enriquecedora.
  • Confiar en tu propio paladar: Aunque es valioso aprender de expertos, confía en tu propio paladar y disfruta de los vinos que te agradan personalmente. La apreciación del vino es subjetiva y única para cada individuo.

Para los amantes del vino

Entendiendo la etiqueta: más allá del nombre y la región

Entender la etiqueta de un vino involucra la interpretación de información crucial. Además de la variedad de uva y la añada, la denominación de origen especifica la región vinícola, influenciando las normativas y calidad.

En las etiquetas encontrarás el porcentaje de alcohol que proporciona información sobre la fortaleza, mientras que conocer el productor y la bodega revela enfoques y estilos distintivos. Las notas de cata describen las características del vino, y la indicación de tiempo en barrica afecta su perfil de sabor. 

Además, etiquetas que indican IGP o DOP señalan un nivel de protección y cumplimiento de normas. Información sobre prácticas ecológicas o biodinámicas, y premios otorgados, también impactan en la elección del vino.

Al comprender estos elementos, se toman decisiones informadas para disfrutar mejor de la experiencia de degustar vinos.

Dominando los estilos: vino tranquilo, aguja, gasificados y espumosos

Cada estilo ofrece una experiencia única de degustación, desde la elegancia de los tranquilos hasta la chispeante efervescencia de los espumosos. Al comprender estas categorías, puedes seleccionar el estilo que mejor se adapte a tus preferencias y ocasiones específicas. Para comenzar a comprenderlo aquí te explicamos la diferencia: 

  • Vino tranquilo: Este es el tipo más común de vino. Se caracteriza por su falta de burbujas notables y puede ser tinto, blanco o rosado. Los vinos tranquilos incluyen variedades como Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Merlot. Se producen sin carbonatación adicional.
  • Vino de aguja: Este estilo tiene ligeras burbujas perceptibles, pero no llega a ser efervescente como los espumosos. Las agujas pueden surgir de forma natural durante la fermentación o ser añadidas posteriormente. Son menos efervescentes que los espumosos y pueden ser tintos o blancos.
  • Vino gasificado: Los vinos gasificados tienen un nivel más alto de burbujas que los de aguja pero menos que los espumosos. Estas burbujas pueden ser resultado de la fermentación o agregarse artificialmente. El Lambrusco es un ejemplo conocido de vino gasificado.
  • Vino espumoso: Este estilo tiene una alta concentración de burbujas y es conocido por su efervescencia. Los espumosos pueden ser blancos o tintos y se producen mediante un segundo proceso de fermentación en botella o tanque cerrado. El Champagne, el Cava y el Prosecco son ejemplos destacados de vinos espumosos.

Rasgos distintivos de los vinos jóvenes, de crianza, reserva y gran reserva

Los rasgos distintivos de los vinos jóvenes, de crianza, reserva y gran reserva se relacionan principalmente con el tiempo de envejecimiento y las características que desarrollan durante este proceso. Aquí te explicamos un poco más por categoría:

  • Vinos jóvenes:
    • Características: Frescura y frutalidad son las principales características. Estos vinos se embotellan relativamente poco tiempo después de la vendimia, conservando la vitalidad de las uvas recién cosechadas.
    • Tiempo de envejecimiento: Pueden tener poco o ningún tiempo de envejecimiento en barricas y botella, destacando su juventud y expresión frutal.
  • Vinos de crianza:
    • Características: Mayor complejidad y estructura que los vinos jóvenes. Desarrollan notas de crianza en barrica, como vainilla y especias, junto con una integración más suave de los taninos.
    • Tiempo de envejecimiento: Pasan un periodo mínimo de envejecimiento, generalmente al menos dos años, con al menos seis meses en barricas de roble.
  • Vinos reserva:
    • Características: Mayor complejidad y elegancia que los vinos de crianza. Exhiben una armoniosa integración de sabores, taninos suavizados y desarrollo de aromas secundarios y terciarios.
    • Tiempo de envejecimiento: Requieren un periodo de envejecimiento más largo, con un mínimo de tres años, de los cuales al menos un año debe ser en barricas de roble.
  • Vinos gran reserva:
    • Características: Máxima complejidad y refinamiento. Presentan una estructura robusta, taninos suaves y una amplia gama de aromas desarrollados, como cuero, tabaco y frutas compotadas.
    • Tiempo de envejecimiento: Experimentan el periodo más largo de envejecimiento, con un mínimo de cinco años, de los cuales al menos dos deben ser en barricas de roble.

Beneficios de conocer la clasificación de vinos

Conocer la clasificación de vinos te proporciona una guía valiosa para seleccionar y apreciar la calidad y características de cada botella. Entender términos como vino joven, de crianza, reserva y gran reserva, te facilitará la elección de vinos que se ajusten a tus preferencias individuales.

Además, permite apreciar la complejidad, estructura y sabores desarrollados durante el envejecimiento. Este conocimiento enriquece la experiencia de degustación al brindar una comprensión más profunda de los procesos de vinificación y ayudar a tomar decisiones informadas al explorar el vasto mundo de los vinos.

Aplica tus conocimientos: seleccionando vino con confianza

Ahora que sabes todo esto, ¿qué esperas para probar un buen vino y dejarte llevar por este increíble mundo? Comenzar no es fácil, probablemente al principio los sientas demasiado “fuertes” pero tu paladar poco a poco se irá adaptando a los sabores. 

Si vas comenzando a conocer vinos, te recomendamos empezar con variedades de uva y estilos más accesibles y versátiles. Por ejemplo: Un vino tinto ligero, como un Pinot Noir, o un blanco fresco, como un Sauvignon Blanc, son opciones populares para principiantes. Estos vinos suelen tener perfiles de sabor más amigables, con notas de frutas frescas y acidez equilibrada. 

Además, explorar vinos de regiones vinícolas bien conocidas, como la región de Marlborough en Nueva Zelanda para Sauvignon Blanc o la región de Borgoña en Francia para Pinot Noir, puede proporcionar una introducción educativa a las características regionales. A medida que adquieras más experiencia, puedes ampliar la exploración hacia vinos más complejos y variados.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida


Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO

  • 1- La playlist de verano con la que disfrutarás la playa  

    VER ARTÍCULO
  • 2- Cómo prepararte para celebrar el Día de Star Wars

    VER ARTÍCULO
  • 3- Regalos para mamá: 6 regalos que ella quiere

    VER ARTÍCULO
  • 4- ¿Qué cubre la garantía de una moto Bajaj?

    VER ARTÍCULO
  • 5- Top 5 modelos de motos Bajaj doble propósito

    VER ARTÍCULO