/hogar-decoracion/recetas-para-bebes-para-sus-primeras-comidas-blg/

Hogar y decoración

Recetas para bebés: sus primeras comidas

Si tu bebé ya cumplió los 6 meses, es hora de que incorpores nuevas comidas a su dieta. Aquí te damos los mejores tips y recetas.

por Isabel Mendoza

Las primeras comidas de tu bebé

La alimentación de un bebé es esencial para su desarrollo y crecimiento. A medida que crecen, sus necesidades nutricionales cambian y es importante adaptar su dieta en consecuencia con recetas para bebés pensadas en estas necesidades. 

A partir de los seis meses, se introduce la alimentación complementaria, que complementa la lactancia, ya sea materna o artificial. Esta etapa es crucial, ya que es el momento en que el bebé comienza a experimentar con diferentes sabores y texturas. 

Conoce todo para pasar con éxito esta etapa de tu bebé: recetas, todo lo que necesitas y consejos que no pueden faltar.

3 recetas para bebés de 6 meses

Las papillas son una excelente opción para comenzar. Son suaves, fáciles de digerir y se pueden hacer con una variedad de ingredientes.

Desde frutas como manzanas y peras hasta verduras como zanahorias y calabacitas. La clave es cocinar los ingredientes hasta que estén lo suficientemente suaves y luego usar el Nutribullet o licuadora para hacer un puré. Aquí te presentamos tres ideas de recetas para bebés que te encantarán.

Receta 1: Albóndigas de garbanzos, avena y calabaza naranja

Una opción vegetariana que combina legumbres, cereales y verduras. Estas albóndigas son suaves y fáciles de masticar, ideales para los pequeños que están empezando a comer sólidos. Además, la calabaza naranja aporta un toque dulce que le encantará a tu bebé.

Ingredientes

  • Garbanzos cocidos.
  • Avena cocida.
  • Calabaza troceada.

Lo que necesitas

Paso a paso

  1. Preparación: Cocina previamente los garbanzos y la avena hasta que estén tiernos. Lava y trocea la calabaza en pequeños pedazos.
  2. Mezcla: En el procesador de alimentos, combina los garbanzos, la avena y la calabaza troceada. Procesa hasta obtener una masa homogénea.
  3. Forma las albóndigas: Con tus manos, toma pequeñas porciones de la mezcla y forma bolitas del tamaño deseado.
  4. Cocción: Calienta una sartén a fuego medio con un poco de aceite. Una vez caliente, coloca las albóndigas y fríelas hasta que estén doradas por todos lados, volteándolas con la cuchara para asegurar una cocción uniforme.
  5. Servir: Una vez cocidas, retira las albóndigas de la sartén y colócalas en un plato de Frozen o Spiderman.

Puedes acompañarlas con puré o salsa de tu elección. ¡Listo! Disfruta de unas deliciosas albóndigas nutritivas para tu bebé.

Receta 2: Pasta con verduras

Una excelente manera de introducir verduras en la dieta de tu bebé. Puedes usar hortalizas como calabazas, berenjenas, tomates y pimientos. La clave está en cocinar bien las verduras para que estén blanditas y fáciles de masticar, al combinarlas con pasta, se convierte en un plato completo y nutritivo.

Además de que es de las recetas para bebés más fáciles de preparar.

Ingredientes

  • Pasta pequeña.
  • Calabazas, berenjenas, tomates, pimientos.

Utensilios y electrodomésticos

Paso a paso

  1. Preparación: Lava y corta las verduras en trozos pequeños para una cocción uniforme.
  2. Cocción de pasta: En una olla con agua hirviendo, añade la pasta. Cocina hasta que esté suave. Usa este colador para escurrir y reserva.
  3. Sofrito de verduras: En la sartén, calienta un poco de aceite. Añade las verduras troceadas. Sofríe hasta que estén tiernas y bien cocidas, removiendo ocasionalmente.
  4. Combinación: Integra la pasta cocida al sartén con verduras. Revuelve bien para mezclar los sabores.
  5. Servir: Una vez todo bien integrado, retira del fuego. Sirve en un plato adecuado para tu bebé, asegurándote de que la temperatura sea la adecuada.

Receta 3: Papilla de arroz

Una opción suave y fácil de digerir para los bebés que recién comienzan con la alimentación complementaria. El arroz es un cereal que suele ser bien tolerado por los más pequeños y puede ser una excelente base para sus primeras papillas. 

Puedes cocinar el arroz hasta que esté muy suave y luego mezclarlo con un poco de agua o leche materna para obtener la consistencia deseada. 

A medida que tu bebé se acostumbre, puedes agregarle puré de frutas o verduras para variar el sabor y aportar más nutrientes.

Ingredientes

  • Arroz.
  • Agua o leche materna/fórmula.

Utensilios y electrodomésticos

Paso a paso

  1. Lavado: Comienza lavando el arroz varias veces hasta que el agua salga clara, eliminando así el exceso de almidón.
  2. Cocción: En una olla, coloca el arroz y añade agua en proporción de 1:3 (1 parte de arroz y 3 de agua). Cocina a fuego medio-alto hasta que el arroz esté completamente cocido y tenga una consistencia blanda.
  3. Transformación: Una vez cocido, deja enfriar un poco. Luego, transfiere el arroz a la licuadora o procesador de alimentos. Añade un poco de agua o leche materna/fórmula para facilitar el proceso y obtener la consistencia deseada.
  4. Consistencia: Si prefieres una papilla más líquida, simplemente añade más líquido y mezcla hasta lograr la textura deseada.
  5. Servir: Vierte la papilla en un tazón y asegúrate de que esté a una temperatura adecuada antes de ofrecérsela a tu bebé.

¡Listo! Tienes una nutritiva papilla de arroz, ideal para las primeras comidas de tu bebé.

Recomendaciones

Al preparar estas recetas, es esencial tener en cuenta ciertos aspectos:

Corta muy bien los ingredientes: Esto facilita la masticación y reduce el riesgo de atragantamiento.

Evitar sabores muy fuertes: Es mejor comenzar con sabores suaves y luego ir introduciendo otros más intensos gradualmente.

Evitar la sal y otros condimentos no apropiados para niños: La sal no es adecuada para los riñones de los bebés, y otros condimentos pueden ser demasiado fuertes para su paladar.

Experimentar con nuevos sabores y texturas: La idea es que los bebés descubran diferentes sabores, pero nunca hay que forzarlos a comer.

Recuerda que, además de estas recetas, existen muchas otras opciones y combinaciones que puedes probar. Lo importante es ofrecer una dieta equilibrada y variada, que aporte todos los nutrientes que tu bebé necesita. 

No olvides consultar siempre con el pediatra antes de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu pequeño.

Todo lo que necesitas para la primera comida de un bebé

Para hacer recetas para bebés, es esencial tener las herramientas adecuadas a la mano. Estas herramientas no solo facilitan la preparación de las comidas, sino que también garantizan que los alimentos sean seguros y adecuados para tu pequeño.

Un procesador de alimentos Nutribullet

El procesador de alimentos Nutribullet es increíblemente versátil. Puedes hacer desde purés básicos hasta recetas más complejas como sopas y guisos. Es perfecto para hacer purés suaves y homogéneos, ideales para las primeras comidas de un bebé. 

Además, su potencia permite mezclar una variedad de ingredientes, desde frutas y verduras hasta carnes y legumbres.

El procesador Nutribullet es compacto y poderoso. Justo lo que necesitas para preparar de forma rápida, sana y deliciosa las recetas de tu bebé.

Una licuadora

Si bien el Nutribullet es excelente para hacer purés, una licuadora puede ser útil para preparar sopas y batidos. Es especialmente útil cuando quieres introducir nuevos sabores y texturas a la dieta de tu bebé.

Una licuadora Ninja de 2 velocidades te permitirá triturar incluso hielo, si es lo que necesitas.

Una sillita para comer para el bebé

Antes de que tu bebé empiece a comer, necesitarás un lugar seguro y cómodo para él. Una sillita para comer es esencial. No solo proporciona un lugar seguro para que tu bebé coma, sino que también lo coloca a la altura adecuada para que puedas alimentarlo fácilmente.

Coloca a tu bebé en esta sillita para comer que se convierte en silla alta, silla baja, banquito bajo o banquito alto,que puedes aprovechar al máximo desde sus 6 meses hasta los 3 años.

Platos para bebé

A medida que tu bebé crece, querrá explorar y jugar con su comida. Tener platos adecuados para bebés no solo es más seguro, sino que también hace que la hora de comer sea más divertida. 

Busca platos para bebé que sean resistentes, fáciles de limpiar y que tengan divisiones para diferentes alimentos.

Este set en verde tiene un plato con divisiones, su vaso con popote, un tenedor, una cuchara y un babero para que no se ensucie mientras come.

La introducción de alimentos sólidos es un emocionante viaje tanto para los padres como para el bebé. 

Con las herramientas adecuadas y una variedad de recetas para bebés, puedes asegurarte de que tu bebé tenga una transición suave y deliciosa hacia el mundo de la comida sólida. ¡Buen provecho!

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida


Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO

  • 1- Tips para mantener tu cocina limpia y ordenada

    VER ARTÍCULO
  • 2- 6 regalos para mamá que la van a sorprender

    VER ARTÍCULO
  • 3- 10 ideas de regalos elegantes para mamá

    VER ARTÍCULO
  • 4- Cuando tu mamá te dice que no quiere nada ¿qué significa?

    VER ARTÍCULO
  • 5- Descubre los mejores regalos para mamá en $1500  

    VER ARTÍCULO